Veracruz, Ver.

     
De un plumazo


Mandrakes

Viernes 8 de Diciembre del 2017

El veracruzano es animal político, artista, analista, versador y periodista.
En las cinco regiones del estado brotan los interpretes de la política, quienes disfrutan del futurismo político.
Estos juglares que propalan sus predicciones de pueblo en pueblo, manejan varias tesis, descabelladas, pero no imposibles.
Dicen estos Maquiavelos multiplicados que el PRI caerá hasta el tercer sitio en la elección del 1 de julio del 2018.
Adelantan que el factor Duarte es aún una piedra en el pescuezo para los candidatos del tricolor que contiendan a la gubernatura, senadurías, diputaciones federales y locales.
Preconizan que el ganador de la gubernatura será el candidato de la alianza PAN-PRD, quien seguramente será el cachorro de la neo revolución panista, Miguel Ángel Yunes Márquez.
En segundo lugar, colocan al maestro Cuitláhuac García Jiménez, joven educado, culto, carismático, buen producto político al que AMLO mantiene con la cabeza bajo el agua. El maestro Cuitláhuac será el candidato de MORENA.
Hasta la tercera posición se ubica -según los modernos Mandrakes- el senador José Francisco Yunes Zorrilla, quien será el candidato del PRI; quien hasta la fecha se muestra incoloro, indoloro e insípido.
Sin embargo, dicen los brujos futuristas que ya existe un pacto, un aquelarre previo, donde las fichas se han repartido.
Así, Pepe Yunes, perdiendo ganará, pues se incorporará al gabinete de José Antonio Meade como secretario de Hacienda.
Dicen, remachan, vaticinan, que el acuerdo es que el gobernador azul opere para Meade en Veracruz, a cambio de la contraprestación de la gubernatura para su primogénito.
Por eso la cautela de gato de Pepe Yunes en sus recorridos por Veracruz.





 





Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com