Veracruz, Ver.

     
De un plumazo


Pecho frío

Jueves 10 de Agosto del 2017

Inmersos en la caída libre del descrédito popular, los priístas quieren reinventarse.
El partido monolítico, lineal, compendio de disciplina a prueba de bomba hacia su militancia, se renueva.
En los estertores de un final vaticinado para el 2018, abren los candados de su propia Caja de Pandora.
La lectura hermenéutica: José Antonio Meade Kuribreña, quien no ha sido siquiera representante de casilla dentro de la estructura del PRI, es el candidato oculto a la presidencia de la república.
Meade, un pecho frío que ha servido a Felipe Calderón (PAN) y a Enrique Peña Nieto (PRI), ha “robaleado” en estos dos partidos.
Nunca ha girado una matraca en los mítines priístas.
Ahora lo entronizan como el tapado.
Hasta Pepe Yunes ordenó circular una fotografía donde aparece con el titular de la SHCP.
El mensaje es claro: la estrategia es frenar a AMLO.
Y para lograrlo, el PRIAN podría fusionarse el próximo año.
Pobre Pepe Yunes. Parece un nacido para perder.



 




Consejo editorial

Víctor Ochoa
Alejandra Herrera
Manolo Victorio

Jefa de Información

Alejandra Herrera

Reporteros

Sergio Aguilar

Editor

Rubén Portugal

Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com