Veracruz, Ver.

     
CIENCIA Y TECNOLOGíA


Los nativos digitales son un mito



Muy Interesante / Estados Unidos / Lunes 31 de julio del 2017

Con la progresiva llegada de la sociedad de la información, que ha tenido su evolución más espectacular en los últimos 15 o 20 años, se han introducido en el vocabulario conceptos que nos permiten diferenciar unas generaciones de otras, dependiendo de su relación con las "nuevas" tecnologías. Uno de estos colectivos son los nativos digitales, aquellos nacidos a partir de 1980, si bien algunos ponen el corte en 1984. Independientemente de eso, parece que dar por hecho una diferencia generacional en el uso de los dispositivos e internet supone un error para muchos investigadores.

La generación más joven utiliza la tecnología de la misma manera que las más viejas y no es mejor en la multitarea. Muchos miembros de la generación de conocimientos digitales utilizan la tecnología de la misma manera que muchos de sus mayores: absorben información pasivamente. Al menos así lo asegura un estudio publicado en la revista Teaching and Teacher Education, basado en un análisis detallado de más de 6000 sesiones individuales.

Entre las conclusiones de la investigación se recoge que no hay evidencia de que haya una sola nueva generación de jóvenes estudiantes, y que los complejos cambios que están teniendo lugar en el cuerpo estudiantil se deben a un componente relacionado con la edad que, simplemente, se hace más obvio con las el uso de las nuevas tecnologías. Entre estos se destacan los usos de los sitios de redes sociales, como Facebook, la carga y manipulación de multimedia (por ejemplo, YouTube) y el uso de dispositivos portátiles para acceder al internet móvil.

Además, según los investigadores, la brecha entre los estudiantes y sus profesores no es fija, ni el abismo es tan grande. De hecho, hay poca evidencia de que los estudiantes ingresen a la Universidad con demandas de nuevas tecnologías que los profesores y las universidades no pueden cumplir.

Las encuestas muestran, por ejemplo, que los profesores y los expertos en educación se suscriben a decenas de "estilos de aprendizaje" diferentes y opuestos. Bajo estos, los niños pueden clasificarse como activistas o teóricos, organizadores o innovadores, no comisionados o empujadores, globalistas o analistas, aprendices profundos o de superficie, y así sucesivamente. ¿Podría el último ejemplo estar alterando el acceso y la provisión de tecnología en el aula, simplemente porque se cree que una nueva cohorte está más familiarizada con ella?

"Es indiscutible que la gente que se ha sido criada en las últimas décadas ha estado expuesta a una gran cantidad de tecnología digital, al menos en los países desarrollados", pero mientras que Don Quijote apuntaba contra paredes sólidas, aumir la existencia de nativos digitales, parece ilusoria. Ciertamente no es un gigante”, en palabras de Paul Kirschner, un investigador en educación de la Universidad Abierta de Holanda en Heerlen, que se describe a sí mismo en su trabajo académico como "luchador de molinos de viento".

El estudio plantea, además, otra preocupación. Una de las habilidades que se les supone a los nativos digitales es la multitarea. Pero la evidencia de ello también es escasa.






Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com