Veracruz, Ver.

     
Víctor Ochoa




Bulevar

Javier Duarte no se va solo



Lunes 17 de Octubre del 2016

A cinco días de que Javier Duarte solicitara licencia al cargo de gobernador de Veracruz, el escenario político dio un giro drástico y pareciera que éste no favorecerá en nada a Miguel Ángel Yunes Linares.

La rueda de prensa que ofreció este domingo, en donde dio a conocer los nombres de una parte de su gabinete, fue la segunda dosis de la “vacuna” que está aplicándose para contrarrestar la embestida que el gobierno federal realizará al darle cause a las denuncias que existen en su contra en la Procuraduría General de la República, por presunto enriquecimiento ilícito.

La primera dosis se la aplicó el pasado miércoles, cuando, fiel a su estilo bravucón, denunció que la federación trata de impedir que tome posesión como gobernador el próximo 1° de diciembre.

¿Cuál es su estrategia? Sencilla es la respuesta: busca victimizarse ante la sociedad para que cuando le caiga la guadaña, se erija como un nuevo mesías de la política. Una especie de Peje, pero con corazón rojo y piel azul.

Sin embargo, Yunes Linares sabe muy bien que el presidencialismo mexicano es único y omnipotente, así lo ostente un personaje desgastado e impreparado como Enrique Peña Nieto.

El mensaje de Enrique Ochoa Reza, presidente nacional del PRI, dado a través de un video el mismo día de la caída de Duarte de Ochoa -en el cual exige a la PGR que acelere el desahogo de las denuncias contra MAYL-, así como su presencia programada para este lunes en la ciudad de Xalapa, se suman a la serie de pistas que hacen deducir que el gobernador con licencia no se irá solo a la cárcel y que Yunes Linares podría acompañarlo.

Y si a esto le agregamos que el gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado, está aplicando una estrategia de reconciliación con su partido, el PRI, para fortalecerse políticamente y así poder contrarrestar la descomposición generalizada que le heredó su antecesor.

Apenas este domingo encabezó un evento con productores de la región de Cuichapa, en donde entregó tractores y estuvo acompañado por integrantes de su gabinete, alcaldes y diputados.

Ahí estuvieron presentes la delegada federal de Sedesol en Veracruz, Anilú Ingram Vallines, así como el líder estatal de la CNC, Juan Carlos Molina Palacios, con quienes Ríos Alvarado sostuvo posteriormente una comida privada.

Flavino Ríos, Ochoa Reza y el sacrificado Duarte de Ochoa son piezas del ajedrez político que están moviendo desde Los Pinos para darle jaque mate al rey electo.

Sólo es cuestión de tiempo. Tal vez, horas.

Gracias!

*Los perros ladran y seguirán ladrando. Pero, Alejandra Herrera y Manolo Victorio, eso qué significa?: que vamos avanzando. Obvio.

No es chile, pero arde!

A darle con todo!

Mi correo: ochoavictor2002@hotmail.com
Twitter: @victorochoa1968



 



  COLUMNAS ANTERIORES

Consejo editorial

Víctor Ochoa
Alejandra Herrera
Manolo Victorio

Jefa de Información

Alejandra Herrera

Reporteros

Sergio Aguilar

Editor

Rubén Portugal

Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com