Veracruz, Ver.

     
De un plumazo


El misterioso señor Castillo

Miercoles 7 de Febrero del 2018

En los pasillos del Palacio Municipal que ocupa Fernando Yunes Márquez, circula un hombre discreto, hecho para operar en secresia de sepulturero.
No llama la atención ni acapara reflectores, pero camina rodeado de una aureola de poder.
Se llama Juan Castillo. Es quien guarda las llaves electrónicas de las cuentas corrientes en la administración municipal.
Cuando llegó a la oficina de Carnaval, metió orden.
Luis Antonio Pérez Fraga ya no tuvo banda ancha para operar la fiesta más importante de los veracruzanos.
"El Pollo" Pérez Fraga se quedó sin música. Ahora tiene que pedir autorización hasta para comprar su café de la mañana.
El misterioso señor Castillo quitó todos los privilegios a Luis Antonio.
Dicen que la noche que entierren a Juan Carnaval, también se publicará el obituario del Pollo.
Maniatado, el presidente del Comité de Carnaval solo verá pasar las comparsas, carros alegóricos y bastoneras.



 





Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com