Veracruz, Ver.

     
De un plumazo


Ladrones del erario

Sabado 30 de Diciembre del 2017

Se van los 212 presidentes municipales metidos en un chiquero de corrupción.
Esta nueva hornada de ricos al amparo del poder, se despide con la más reprobable impunidad.
Nadie los castigará.
A partir del lunes 1 de enero, caminarán pavoneándose, seguros que el brazo de la ley no los alcanzará.
Se reirán del pueblo en una historia que se repite, ahora, cada cuatro años.
El caso más representativo de este pequeño ejercito de pillos, es Alvarado.
Octavio Ruiz Barroso es el símil, el imitador más fiel de Javier Duarte.
Como demonio de Tasmania del saqueo devastados, Ruiz Barroso se llevó hasta los climas del Palacio Municipal de Alvarado.
En acto de gula cleptómana, nada más por el hábito incorregible de robar, cargó hasta con el mobiliario de oficina, pese a que, según su sucesor, Bogar Ruiz Rosas, se ha embolsado 311 millones de pesos del erario.
Hoy salta a la luz publica una triquiñuela más: el manoseo en el uso de suelo para autorizar al menos diez fraccionamientos más en la Riviera Veracruzana.
La lista de latrocinios de los alcaldes salientes llenará páginas enteras a lo largo de los 212 municipios.
Y no pasará nada.





 





Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com