Veracruz, Ver.

     
De un plumazo


Despedida

Jueves 14 de Diciembre del 2017

Hoy se despide Ramón Poo Gil.
Rinde por la tarde su cuarto informe de labores.
Sin militancia efectiva ni estridente, el hijo de Gerardo Poo Ulibarri, siguió sus pasos en la política.
Le tocó un cuatrienio difícil. La transición del fidelato al duartismo.
Quizá la losa más pesada de esta herencia maldita, sea la negociación con el Grupo de Agua y Saneamiento Metropolitano, un entuerto que nació muerto y que podría ser una bomba de tiempo en la vida pública del alcalde.
No era su negociación, pero tuvo que entrarle. Que la historia sea benéfica con Poo Gil.
Más allá de este guijarro en el zapato, el alcalde transitó bien por su cuatrienio. Fue un buen administrador, no se le conocen escándalos financieros, ni líos de faldas ni estridencias políticas.
Es un hombre serio.
Que hoy sea una tarde de luces en su despedida como presidente municipal de la ciudad más importante de Veracruz
Que así sea



 





Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com