Veracruz, Ver.

     
De un plumazo


A la deriva

Lunes 11 de Diciembre del 2017

Después de un fin de semana trágico para el gabinete estatal, debido al accidente carretero sufrido por Roberto Bueno Campos, subsecretario de Turismo y el desvanecimiento de Jaime Téllez Marié, titular de la Secretaría de Seguridad Pública, se reactivó el Grupo de Coordinación Veracruz.
Fue también la reaparición del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, luego del paseíllo con el líder del PAN, Ricardo Anaya Cortés y el ejercicio extremo de diplomacia que representó saludar a Dante Delgado Rannauro, dirigente del Movimiento Ciudadano.
La política partidista no es para individuos de estómagos débiles ni estándares morales ortodoxos. La grilla mexicana es para profesionales. Ahí están dos arquetipos del ejemplo reyesherolista del tragar sapos sin hacer gestos.
El asunto aquí, en la aldea, es que en la pieza discursiva de apertura del Grupo de Coordinación Veracruz, el gobernador se lanzó de nuevo contra los alcaldes electos de MORENA, porque no se presentaron a la reunión.
«Lamento la ausencia de varios presidentes municipales electos como el de Xalapa, Coatzacoalcos, Minatitlán y Poza Rica (…) No mostraron ninguna disposición para coordinarse con el Grupo de Coordinación Veracruz; si antes del 31 de diciembre no solicitan el apoyo de las Fuerzas Armadas y las fuerzas estatales a partir del 1 de enero se harán cargo de la seguridad pública en esos cuatro municipios», lanzó el gobernador.
Uf. Aquí el asunto es que los alcaldes electos no llegaron ahí por ósmosis o a través de una rifa popular, ni ganaron el puesto en «la bolita yucateca», no. Fueron electos por los ciudadanos de estos municipios.
Dejarlos sin seguridad preventiva, es dejar a sus ciudadanos a la deriva.
Delicado el asunto.



 





Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com