Veracruz, Ver.

     
De un plumazo


Transición aterciopelada

Miercoles 6 de Diciembre del 2017

En extracto cálculo electoral, Miguel Ángel Yunes Márquez, presumió al municipio que gobierna como un modelo de transparencia y manejo eficiente de los recursos públicos.
Boca del Río es cabeza de playa de un proyecto transexenal, un nicho de cristal para las aspiraciones políticas del primogénito de los Yunes Márquez.
Boca del Río, "futuro de Veracruz", será el escudo sólido para pelear en la contienda electoral venidera, donde Miguel Ángel Yunes Márquez buscará relevar a su padre en una transición de terciopelo, trabajada, trazada con teodolito.
En política nada está escrito, o como diría alguna vez don Juan Maldonado Pereda: en política lo más seguro es lo inseguro; pero en una lógica sistematizada por el patriarca, el alcalde boqueño tiene dos elementos para ganar la gubernatura: poder y dinero.
El poder emana de su padre, quien fue capaz de ganar, sólo, una gubernatura a contracorriente.
El dinero, sobra decirlo, es parte esencial para competir en política.
Cómo diría Napoleón: las guerras se ganan con tres estrategias: dinero, dinero y más dinero.
Así pues, tiene razón Miguel Ángel Yunes Márquez cuando despide su promocional de 33 segundos, alusivos a su cuarto informe.
"Nos veremos pronto", promete el alcalde boqueño.
El primer gallo salta este domingo al palenque sucesorio.
Crucen apuestas, señores.



 





Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com