Veracruz, Ver.

     
De un plumazo


Réquiem por "Güero"

Jueves 30 de Noviembre del 2017

Hoy no escribiremos de paseíllos que ensalzan la vanidad mesiánica, desquiciada de poder, que vislumbra en mente calenturienta el bienestar venidero de las cinco regiones del estado; de un Veracruz que sucumbe a la violencia criminal, abandonado a su suerte.
No. Tampoco escribiremos de los pusilánimes empresarios dueños de medios de comunicación que son pateados cotidiana, sistemáticamente por el poder y en vez de agruparse en la poca dignidad que les queda, se dedican hoy día al canibalismo más abyecto para congraciarse con el poderoso en turno, en espera que les aviente un mendrugo.
No. Hoy no escribiremos de los cobardes priístas «huevos tibios» que se refugian en las enaguas de la diplomacia políticamente correcta que funciona como una mordaza autoimpuesta para no incomodar al odiado enemigo, al acérrimo rival.
Que vergüenza.
Eso merecen por cobardes, agachones, corruptos que en estos tiempos muestran su real calaña de parásitos que se esconden al primer manotazo sobre el escritorio.
Los cobardes no van a la guerra. El próximo año los harán papilla porque no son capaces de congratularse con la sociedad.
Hoy sí escribiremos unas líneas de homenaje al «Güero», un mártir de esta violencia descarnada, como su rostro, antes de morir, víctima de pirómanos sin madre, quienes le aventaron un cerillo mientras dormía en los alrededores de los mercados en Minatitlán.
Que tu muerte no sea en vano, «Güero». Eras un indigente que a nadie hiciste daño. No te ganarás la medalla Adolfo Ruiz Cortines al mérito ni te erigirán una estatua; pero sí un homenaje y un recuerdo de una sociedad que no quiere más violencia estúpida.
Descansa en paz, «Güero».






 





Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com