Veracruz, Ver.

     
De un plumazo


Fiscal Carnal

Lunes 16 de Octubre del 2017

La renuncia de Raúl Cervantes Andrade como abogado de la nación, encierra un par de lecturas.
El segundo portazo que recibe el llamado fiscal carnal, no es una victoria del dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés.
El golden boy panista sólo capitalizó para su proyecto personalísimo, la renuncia del titular de la PGR.
Quien impidió que Raúl Cervantes Andrade se convirtiera en Fiscal General, fue la sociedad organizada, harta de tanta impunidad.
Cervantes Andrade era el salvoconducto transexenal de Enrique Peña Nieto, de haber transitado de la PGR Fiscalía General de la República.
La sociedad, representada por organizaciones no gubernamentales, cámaras industriales, comerciales, intelectuales, bombardearon al Senado de la República para frenar al fiscal carnal. Se logró.
Una vez entregada la barajita del procurador, ahora sí vendrá el embate mediático y judicial para Ricardo Anaya Cortés, por traidor a los pactos de palabra, cuyo incumplimiento se pagan con cárcel.
El daño colateral, provocado por el sismo del 19-S fue para Miguel Ángel Mancera, quien ya tenía la FGR en la bolsa.



 





Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com