Veracruz, Ver.

     
De un plumazo


Justiciero

Martes 19 de Septiembre del 2017

La advertencia bíblica lanzada por el gobernador a los proveedores, contratistas, dueños de medios de comunicación y constructores, es demoledora.
Sí en el listado de acreedores del Gobierno del Estado, hay una empresa o persona física con facturas hechizas, su destino es la cárcel.
Si más de uno quiere jugarle al vivo con una o más empresas fantasma que haya facturado millonarios montos, que se retracte de cobrar.
Ya lo dijo el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares: quien se quiera pasar de listo, más le vale atarse una piedra al cuello y arrojarse al mar.
Su ira será implacable, ni perdón ni olvido a chantajistas y medios de comunicación rémoras del poder.
Ya no más.
Habrá que creerle.
Habrá que temerle.
Habrá que revisar facturas.
No sea que el monto de lo cobrado solo sirva para pagarle a un abogado que defiende al acreedor fraudulento de la cárcel.
Se hará justicia, promete el gobernador.
Que así sea.
Namasté.



 





Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com