Veracruz, Ver.

     
Juan Gabriel Metinides




Vida oculta

El candidato



Viernes 9 de Febrero del 2018

Hiperactivo, no deja las manos quietas. Toma un tenedor, lo estiba arriba del cuchillo, las uñas de los dedos mordisqueadas, síntoma de la onicofagia, manía de morderse las uñas por nervios o tensión emocional.

Sólo pide café negro, una orden de papaya natural y un jugo de naranja.

Reconoce que hay dos temas que pudieran ser una losa, dos piedras que salgan a la luz en la campaña venidera.

El resucitado tema de los parquímetros y la deuda pública.

«El tema de los Parquímetros de Zeus Monitoreo Vial se llevó a cabildo, por cierto, a iniciativa de Raúl Díaz, regidor del PRI, no hay gato encerrado, todo consta en actas», dice a manera de defensa, ahora que el actual alcalde, Fernando Yunes Márquez, anunció la cancelación de 502 espacios de estacionamiento a esta empresa que sigue dando dolores de cabeza a los inquilinos de Palacio Municipal.

Y es que revocar la concesión a Zeus Monitoreo Vial costaría 150 millones de pesos.

En el tema de la deuda pública, aún guarda los documentos, que llevó hasta la oficina de Cuco Poo Gil pera demostrar que él dejó 200 millones en cuentas y cheques por cobrar a su primo, Jon Gurutz Rementería Sempé.

«Que hayan pateado el bote, no es mi culpa», dice, curándose en salud por el tema de los 240 millones de pesos en deudas que se encontró Fernando Yunes Márquez como herencia maldita del ex gerente de la ciudad, Ramón Poo Gil.

Fuera de esos temas del pasado, que en política proselitista pudieran cobrar vida, Julen Rementería del Puerto, se muestra confiado en seguir bamboleándose en el columpio del poder, ahora como Senador.

Refiere que hay un pacto, un conciliábulo, un aquelarre, para que encabece la primera fórmula al Senado por la alianza PAN-PRD-MC «Por Veracruz al frente», acuerpado por la perredista Jazmín Copete Zapot.

La simbiosis perfecta, la mezcla original entre el conquistador español y el indigenismo evolucionado, partidizado. Esta unión de candidatura cubrirá todos los perfiles: blancos y cobrizos, ricos y pobres, empresarios y campesinos, todos cabrán en el costal de la oferta de esta alianza al Senado de la República.

Una pareja representativa de la democracia pura que no rechaza ni excluye a nadie.

Una fórmula digna de un guion de película.

Ya no trae reloj. El Rolex Daytona que portaba en la muñeca izquierda, se lo robaron en un asalto exprés en la Ciudad de México cuando era funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

«Tenía un valor sentimental para mí, más que económico, sentimental», dice resignado al apostar que jamás volverá a usar un reloj de muñeca.

Mira su teléfono celular, las 11:25 de la mañana.

«Me voy muchachos, tengo reunión, estoy afinando detalles para entregar la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, no haré precampaña, me lo pidió el gobernador para acelerar la entrega de la obra pública».

Antes de dejar la mesa, los periodistas, castrosos, inquietos, le soltaron la pregunta:

¿Eres amigo del gobernador Miguel Ángel Yunes?

«No, amigos no. Hay una relación de respeto mutuo, él es mi jefe, es nuestro gobernador, siempre lo tengo presente».

Otra pregunta, aún con más screwball que una pichada del «Toro» Valenzuela en sus años mozos:

¿Estás consciente que, si ganas un escaño en el Senado, te inscribirás automáticamente como candidato natural a la gubernatura de Veracruz?

Mira en paneo, barre con una mirada pícara a los periodistas.

«Pónganle pausa, esa pregunta se las contesto el lunes 2 de julio».

Habrá que esperar entonces.

Por lo pronto, lo consignable es que Julen Rementería del Puerto encabezaría la fórmula del PAN-PRD-MC al Senado de la República.

Su destino está en las urnas que se instalarán el domingo 1 de julio a las ocho de la mañana.

Su meta inmediata está en las manos del inquilino de Palacio de Gobierno.










 





Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com