Veracruz, Ver.

     
Víctor Ochoa




Bulevar

Priismo veracruzano, sin brújula y en picada



Jueves 1 de Febrero del 2018

Como si el horno estuviera para bollos, en el PRI de Veracruz las cosas están de cabeza: no hay orden ni brújula que reoriente el rumbo de la nave que pareciera irse estrepitosamente en picada.

Lo lamentable de todo es que pareciera que los mismos priistas, los de cepa, son los más empeñados en que el otrora poderoso partido se hunda en el fango de la ignominia política-electoral.

Los últimos números que trascienden así lo indican: 30, 27 y 13. En primera posición estaría ubicado Cuitláhuac García Jiménez, abanderando la coalición Morena-PT-PES; en segunda, Miguel Ángel Yunes Márquez, del PAN-PRD-MC, y en tercera, José Francisco Yunes Zorrilla, de la alianza PRI-PVEM-PANAL.

Tenemos claro que aún faltan cinco largos meses para la elección. Sin embargo, resulta inadmisible que, a estas alturas del partido, el peroteño no haya diseñado y aplicado una estrategia de amarres políticos con liderazgos reales que sumen y no que resten votos.

Sabemos que es un político hábil, con experiencia probada, pero principalmente: con una trayectoria libre de acusaciones de corrupción, aun cuando sus detractores azules lo han acusado, sin ningún fundamento, de haber solapado el millonario fraude de Javier Duarte de Ochoa y su camarilla.

Aún con esos positivos, Yunes Zorrilla no crece en el mapa electoral de Veracruz.

Y menos cuando, junto con el líder estatal del PRI, Américo Zúñiga Martínez, incurren en desatinos como el recientemente ocurrido en la designación de abanderados al Senado de la República.

Y es que la misoginia y la violencia política enmarcaron la imposición de Juan Nicolás Callejas Roldán y María del Carmen Pinete, ésta última, evidentemente, sin la más mínima posibilidad de obtener una curul en la Cámara Alta, por quedar, seguramente, en la segunda posición dentro de la fórmula.

De hecho, se sabe, está arrepentidísima de haberse inscrito.

No hubo ningún respeto para Carolina Gudiño, Elizabeth Morales, Sonia Sánchez y Anilú Ingram Vallines. Cuatro activos femeninos del PRI que fueron ignorados y pisoteados en su dignidad por la cúpula priista, pese a que levantaron la mano con suficiente anticipación para participar en la contienda.

El pretexto: que la alianza del PRI con el PVEM y el PANAL para el Senado no se concretaría si la fórmula era encabezada por una mujer.
Y lo peor: cuando todo apuntaba que Ingram Vallines ya había “amarrado” la posición, –exclusiva publicada a ocho columnas en la portada de Notiver en su edición del 26 de enero-, bajo tal pretexto ésta fue “desalentada” y prácticamente “obligada” a declinar pues quedaba claro que sin alianza no habría piso parejo.

Sin embargo, de buena fuente se sabe que los jerarcas del priismo veracruzano inventaron ese pretexto para bloquear el espacio a las féminas e imponer en la primera posición de la fórmula al ex alcalde de Orizaba, Juan Manuel Diez, con quien ya llevaban varios días platicando. Pero como éste los rechazó, no tuvieron más opción que invitar al ex líder magisterial, Juan Nicolás Callejas Roldán.

Al final de cuenta, es casi un hecho que la alianza con el Verde y el PANAL se concretará –lo cual sería en un par de semanas-, pero con la fórmula Callejas-Pinete al frente, será un salto al vacío para el PRI.

Sabemos que Pepe Yunes es un político inteligente que sabrá enderezar el camino y que podrá deshacerse de la bola de simuladores que lo atosigan.
Pero para ello está obligado a conceder los espacios que merecen las mujeres y los hombres con trabajo partidista y con verdadero arrastre electoral. No debe dejar más heridos en su andar rumbo a la gubernatura ni cerrar los ojos ante la realidad electoral que vive su partido en la entidad veracruzana.

El Colofón…

Otro dato más para que tomen en cuenta los dueños de la franquicia priista: Está confirmado que Héctor Yunes Landa exigió -aparte de ir enquistado en la posición número uno de la lista de diputaciones federales plurinominales-, que su hija, Andrea Yunes, ocupe la misma posición plurinominal, pero en la de diputados locales.

Cuando esta noticia se oficialice, es un hecho que ardera troya y que las mujeres priistas que recién fueron víctimas de violencia política, se levanten en armas.

Tan avisaos!

Correo electrónico: ochoavictor2002@hotmail.com
Twitter: @victorochoa1968



 





Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com