Veracruz, Ver.

     
Silverio Quevedo Elox




En la mira

El candidato priista, de Los Pinos a Veracruz



Lunes 27 de Noviembre del 2017

Una vez que de hoy a mañana debe hacerse pública la decisión sobre el candidato presidencial del PRI que según el trascendido, ya estaba tomada el viernes pasado, sea quien sea causará impacto en territorio estatal.

Y más allá, siendo la entidad el tercer padrón con más votantes, quien sea elegido por la cúpula prácticamente decide también al candidato para gobernador.

Luego del tan multicitado pre destape que se le adjudicó al secretario de Relaciones Exteriores Luis Videgaray al llenar de elogios al virtual aspirante, José Antonio Meade, y el “manotazo” que un día después hizo el presidente Enrique Peña Nieto, al atajar en el sentido de que el PRI no elige a su candidato por adulaciones o aplausos, las cosas están por definirse.

En su momento eso fue quizá un tanque de oxígeno para el senador Héctor Yunes que aunque ya tuvo su oportunidad no dejaba de tener su veladora prendida y repetir, por ello si el Presidente en su calidad de primer priista estaba criticando las adulaciones a quien se ha mencionado es el “tapado” esto podría significar que entonces Miguel Angel Osorio Chong podría ser el abanderado.

Y es que si Osorio era entonces Héctor Yunes es el candidato, si Meade era, entonces, como ya se ha venido comentando Pepe Yunes sería el que abanderaría la causa por Veracruz.

Anoche, sin embargo, circuló una información que no fue desmentida al menos hasta la medianoche, en el sentido de que Osorio habría informado a sus colaboradores que él no era el “hombre” del PRI para disputar Los Pinos.

También anoche mismo trascendió que en el transcurso de este día José Antonio Meade dejaría la secretaría de Hacienda para entregarle la dependencia al hasta hoy titular de Pemex, el oriundo de Coatzacoalcos, José Antonio González Anaya.

Lo cierto es que para Veracruz, en otro escenario, otra geografía, el PRI ya debería haber decidido a su candidato. Si bien ambos han estado caminando la entidad veracruzana, los analistas y politólogos aseguran que una vez más están retrasados, que es el momento en el que ya debería haber “línea”, una costumbre del viejo sistema del tricolor.

Consideran pues que quien será el candidato a la gubernatura ya debería mostrarse, tanto a los sectores como a la militancia en general, y sobre todo, nombrar enlaces.

Una de las debilidades de ambos, aseguran, es que no tienen precisamente operadores designados en las distintas regiones de la entidad. Y es que en el 2016 cuando tocó al propio Héctor Yunes contender se afirma que desde septiembre del 2015 el Presidente Peña ya le había dicho que él era “el bueno”, y en el 15 de enero en una reunión en el DF ya estaba definido arrancando su carrera para las elecciones de junio del 2016 que a la postre perdería con el panista, Miguel Angel Yunes.

Hasta ayer se creía que el que Osorio Chong no estuviera descartado con el “manotazo” del Presidente por los elogios de Videgaray a Meade, entonces Héctor Yunes se vería favorecido pero una vez que todo indica que ya el secretario de Hacienda es el elegido entonces Pepe estará alzando la mano para ser el abanderado en la entidad.

Y es que Pepe como se le conoce, ya tiene mucho camino recorrido pero tendrá que redoblar esfuerzos sobre todo si algunos sectores consideran que cuando está en reuniones se muestra animoso y luego esa relación se va enfriando.

Deberá trabajar pues, sobre una estructura de vínculos políticos estrechos pues muchas de las quejas son precisamente la falta de voceros o representantes.

Y es que esas diferencias a pesar de los intentos de muestras de estar de acuerdo aún persisten, es sabido que con su homólogo Héctor no han estado del todo las cosas muy armoniosas. En el último evento de Pánuco, el primero donde comulgaron con el discurso en el Encuentro de Unidad priista, los senadores decidieron el primer turno para hablar ante la audiencia con un volado en una muestra de “alta escuela política”.

Por si fuera poco, previo a ello, los equipos de colaboradores de ambos legisladores protagonizaron un desaguisado porque los de Pepe pretendieron montar una manta con la foto donde Héctor levantaba el brazo a éste, tomada en un evento anterior.

Esto sin duda debe quedar atrás una vez que la decisión sobre el Presidenciable se haya hecho pública, y que se traslade a la entidad, para que el PRI haga lo propio a nivel gobernador.

MUY EN CORTO

DURA BATALLA PARA ANILÚ. Con la realización de la Asamblea Extraordinaria parece que quedó claro que pocos son los que tiene amarrada ya una posición. Por su trayectoria, por la simpatía ciudadana y en medio de un PRI con serios problemas de aceptación, la delegada de Sedesol, Anilú Ingram Vallines lleva mano.

Y es que si alguien está puesta para dar la batalla es precisamente la funcionaria federal luego que es quien ha tenido un largo camino recorrido.

En el cónclave si alguien recibió ahí si elogios, a pesar de que el Presidente afirma no son los que eligen candidato, fue precisamente la aspirante al Senado por parte de varios actores que la arroparon sin importar la reciente expresión del mandatario del país.



 





Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com