Veracruz, Ver.

     
Álvaro Belín Andrade




Hora Libre

El yunismo azul rompe lanzas con la prensa



Martes 14 de Noviembre del 2017

Improvisada como periodista crítica en los últimos años de Javier Duarte, la ahora diputada panista Marijose Gamboa ha mostrado muy pronto qué tanto añoraba lamer la mano de un amo. De manera rauda, tras conseguir un hueso en el Congreso local, pasó de un exacerbado criticismo contra los funcionarios del régimen (que llegaron a hacerle pasar las de Caín en cárceles de Veracruz y Tuxpan) a lanzar tarascadas contra todos los periodistas críticos de su patrón. Nada más vergonzoso en el panorama mediático de Veracruz.

Pero no es la única. A la orden del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, quien ha fustigado a la prensa veracruzana porque no le lanza loas a su egregia figura, por un trabajo que nadie puede ponderar positivamente, los funcionarios públicos en abierto, y muchos desde la cobardía del anonimato, han empezado una fuerte embestida contra los medios y contra los periodistas.


Desde la perspectiva de estos bultos de la administración pública, sobre los que Yunes Linares ha hecho descansar el manejo de los asuntos políticos de un estado que lleva años siendo destrozado, todos los periodistas que analizamos con crudeza la nulidad del actual gobierno en temas tan sensibles como la seguridad pública (nunca tan derrotada como ahora) hablamos mal del gobierno porque no recibimos dinero de él.

Debe ser que ellos nunca han hecho nada por Veracruz desinteresadamente, comenzando por el gobernador. Cuando todos los que hoy disfrutan del poder se dedicaban a despotricar contra el régimen, no lo hacían porque les preocupara lo que le pasaba a Veracruz y a los veracruzanos en temas como la seguridad pública, el desarrollo económico, la pobreza y la marginación.

Que no nos vengan con esa patraña. Lo hacían porque era la manera más segura de engañar a los votantes y, con ello, llegar al poder para disfrutarlo. Por eso sienten que todos los periodistas actúan como ellos, tan falsos como todos los políticos.

A la andanada torpe de la diputada acusada de homicidio imprudencial (algo que no puede negar, aunque muchos en su momento criticamos acremente el uso de ese descuido para acallar la que creímos era una voz honesta y firme), y a los regaños permanentes de un gobernador que quiere imponer la agenda de los reporteros cuando ofrece entrevistas en las que solo quiere hablar incluso de ideas y proyectos como si fueran cosas hechas, este lunes se sumó el inútil Secretario de Seguridad Pública, a quien no le servirá que le compren miles de cámaras, patrullas, drones e, incluso, satélites para abatir la violencia criminal porque es simplemente un inepto.



La violencia, sin freno en el sur

La prueba más fehaciente se da en Coatzacoalcos, desde donde el máximo jefe policiaco Jaime Téllez Marié tiró dardos que debieron alcanzar a la delincuencia y no a la prensa veracruzana. Desde marzo, según los registros en medios, se han lanzado cuatro operativos para reforzar la seguridad de la ciudad más importante del sur del estado. Ninguno ha surtido efectos positivos.

Según describe el periodista Armando Ramos, de la agencia AVC, a principios de su administración, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares evadió hablar del tema de la inseguridad en el sur de la entidad, aunque después reconoció un aumento en las ejecuciones. A partir de marzo dio a conocer que habría mayor vigilancia con apoyo de la Marina.

“A partir de hoy se reforzará la vigilancia con la participación de todas las instituciones aquí representadas y muy especialmente con elementos de las fuerzas armadas y en particular de la Secretaría de Marina-Armada de México y de seguridad pública”, expresó el 12 de marzo en un evento en Minatitlán.

Cuatro meses después, el 16 de julio, el mandatario dijo en Coatzacoalcos que llegarían más elementos para toda la región: “La población verá que hay una mayor presencia de fuerzas armadas y policiales, una presencia bien coordinada, aprovechando elementos importantes que hemos logrado recabar a partir de estas ya 32 reuniones que llevamos a cabo cada domingo desde que tomamos posesión en el Gobierno de Veracruz”.

“El 27 de septiembre llegó a Coatzacoalcos el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Jaime Téllez Marie, para encabezar un plan emergente por la ola de ejecuciones (…) aseguró que la población notaría una mayor presencia por parte de la Marina, el Ejército, la policía federal y estatal.

El reportero recuerda la declaración del exdirector de Tránsito de Boca del Río, improvisado como titular en un tema que ha sido el más candente: “Ése es el reforzamiento que el gobernador anunció, van a notar la presencia con mucho mayor personal, ya está diseñado el plan, establecimos un plan sistemático operativo que va a regir la seguridad en Coatzacoalcos”.

Este lunes 13 de noviembre, fracaso tras fracaso, se anunció otro operativo de seguridad en el antiguo Puerto México, con más elementos, patrullas, drones y un helicóptero; la población, sin embargo, ha logrado constatar con terror que los homicidios y los secuestros van en aumento.

El Observatorio Ciudadano de Coatzacoalcos (OCC) registró 17 homicidios dolosos durante el mes de octubre, es decir, prácticamente un caso cada 48 horas, si bien representó un respiro al disminuir su número en 47 %, pues en septiembre hubo 30 homicidios, prácticamente uno diario. En secuestros, la cantidad se mantuvo igual a septiembre; además, se registraron al menos seis robos a comercios en forma violenta, cuatro de ellos en tiendas de conveniencia y otro más en una sucursal bancaria. Ello se suma a 20 homicidios dolosos en Minatitlán, Las Choapas y Cosoleacaque, entre otros lugares.

La prensa no es culpable de la inseguridad

Como se puede ver, las cosas no han logrado contenerse en los 11 meses del gobierno de Miguel Ángel Yunes. Sin embargo, es en ese contexto en que se dio el delirante reproche del funcionario policíaco, a quien nadie en su sano juicio le daría micrófonos para recomendar a los periodistas absolutamente nada. Pero él lo hizo:

“Poco se ayuda cuando un hecho delictivo se magnifica, poco se ayuda a la sociedad y ése es el llamado que yo quiero hacerles, que como integrantes de la sociedad, la prensa, que es un motor que cumple una función muy importante en la sociedad, nos apoye cumpliendo una función social y ésa es que vayamos todos unidos, sociedad y autoridades, para combatir a la delincuencia.”

Con sobrada estulticia, dijo a los medios: “Los enemigos no somos las autoridades, los enemigos están en otro terreno y sabemos quiénes son, vamos todos juntos a combatirlos, ustedes no se metan, déjennos la tarea a nosotros, pero apóyennos en la tarea que a cada quien le corresponde”.

Qué quiso decir el titular de la SSP, Jaime Téllez Marie, al pedir a los medios de comunicación no entrometerse en el combate a la delincuencia, a no magnificar los delitos. Y terminó su vergonzosa perorata con cuestionamientos:

Hay en el tono de los yunistas, en medio de un cuestionamiento por la falta de resultados a un año de gobierno, un dejo de desesperación porque no logran cuajar en los veracruzanos su discurso triunfalista. Seguramente les va bien a ellos, gozan de inmejorables salarios, de tratos preferenciales, de cuidados extremos para no caer en las garras de la delincuencia. El problema es que no han logrado, o no han querido, ofrecer esa misma seguridad a todos los veracruzanos. Y así, pues cómo.
(Tomado de Formato 7)

Comentarios: belin.alvaro@gmail.com | www.alvarobelin.com | Twitter: AlvaroBelinA | Facebook | Google+ | Linkedin | Instagram



 



  COLUMNAS ANTERIORES


Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com