Veracruz, Ver.

     
Pedro Cruz




Pedrerías

Historias de concreto 8



Domingo 26 de Febrero del 2017

- Nos ha pasado a todos, me dijo el taxistas de la barba de candado.

Por la facilidad con que se movía en el asiento, muy pegado al volante, supuse que no era muy alto, acaso un metro con sesenta centímetros.

Moreno, camisa floreada como de carnaval, pantalón de mezclilla; como de 45 años, con lentes de armadura de plástico y pelo entrecano en las sienes.

- Terminé la carrera de abogado, pero no ejerzo, continuó.

- La abandoné en mi primer litigio, cuando caí en la cuenta que tenía que mentirle a mis clientes.

- Ahora soy feliz, ruleteando.

- Soy el dueño de este taxi; sólo trabajo cinco horas, por las mañanas, así que tengo tiempo de sobra en las tardes-noches para leer, que es mi verdadera pasión.

- La lectura es un vicio muy pernicioso, agregó.

- Lo adquirí en la universidad cuando tenía que repasar los mamotretos de derecho-.

- Presumo que he leído los libros que hay que leer antes de morirse, dijo.

- Imagínese, mi apodo es El Sabio.

- Mi segunda pasión, son las mujeres.

Mientras hablaba, iba pendiente a los movimientos de la calle; frenaba; metía primera, segunda, tercera, freno.

Observé por la ventanilla: las personas y las cosas pasaban como fantasmas irreales, como salidas de un sueño. El calor era agobiante afuera pero aire acondicionado del coche iba en máxima velocidad.

- Le creo a García Márquez cuando afirmó que quien desprecia un culo tendrá diez años más de infierno, dijo.

- Lo que yo te puedo decir con certeza, con conocimiento de causa, es que el desprecio a una mujer trae consigo una maldición certera e inmediata.

- No necesitas morirte para sufrir el castigo; la condena, como la de un juez inclemente, no admite demoras, es inmediata.

- Por eso, subrayó, nunca he despreciado una “nalguita”, no quiero sufrir la pena del infierno.

- Hemos llegado, compañero.

¿Cuánto es amigo?, le pregunté atónito por su conversación.

- Son 35 pesos la corrida, dijo.

- Gracias, tomaré en cuenta su recomendación.

- Pásala bien. Adiós.

Tomado del muro de Facebook de Pedro Cruz



 



  COLUMNAS ANTERIORES


Correo electrónico

redaccionpv@gmail.com